fbpx
¡Cada dólar igualó hasta $50,000 hasta el 31 de diciembre! Dar hoy.
Nuestro mecanismo SpeakUp®
Logotipo de Nonviolent Peaceforce con punto azulDonar

Un constructor de paz comunitario reflexiona sobre la seguridad en el norte de Minneapolis

Fecha: marzo 4, 2024

Por: Ethan Quezada

Únase a Ethan Quezada, un constructor de paz comunitario con sede en el norte de Minneapolis, mientras reflexiona sobre su trayectoria de liderazgo. Ethan comparte su motivación, la fuerza impulsora detrás de su trabajo con NP y su entusiasmo por la Protección Civil Desarmada (UCP).  

¿Por qué me uní a NP?

Cuando postulé para el puesto de Constructor de Paz Comunitario (CPB), estaba en un punto de mi vida donde mi etapa universitaria estaba llegando a su fin (me especialicé en Estudios Globales con enfoque en Derechos Humanos), me había convertido en plenamente independiente de mis padres y de los programas de asistencia, y las grandes cuestiones de la vida me golpeaban con toda su fuerza. Durante años había estado atravesando diferentes fases de aprendizaje sobre el mundo, la humanidad y la naturaleza de la vida. Cada clase, conversación con mis maestros indígenas, libro y reflexión sobre mis propias experiencias me llevaron a través de encuentros en constante evolución con la pregunta de cómo transformamos la calamidad actual en un futuro más seguro y hermoso, y cuál será mi papel en esa transformación. ? Por supuesto, sigo haciendo estas preguntas todos los días, pero como me enfrentaba al peso del desempleo, me vi obligado a actuar.

Encontré el puesto de constructor de paz comunitario buscando "Empleos de derechos humanos" en Google. Debo admitir que cuando leí la descripción del puesto no me convenció. Anticipé ser una versión un poco más suave de un oficial de seguridad desarmado, haciendo turnos en los supermercados y sonriendo a todos los que pasaban, lo cual es un esfuerzo muy valioso, pero no era necesariamente la forma en que quería usar todos los conocimientos y habilidades que había adquirido. $60.000 de deuda por. Lo que cambió mi visión fue la publicación de blog en el sitio web que entrevista a Will Wallace, Directora de Construcción de Paz Comunitaria, ahora mi mentora y amiga. La visión de Will para la seguridad pública en Minneapolis habló profundamente sobre la epidemia de soledad y desconexión en nuestras comunidades. Describió el valor y el trabajo duro que se necesitan para reconstruir una comunidad de amor, y cómo imagina un vecindario que se preocupa por sí mismo y mantiene su seguridad a través de relaciones profundas y afectuosas, en lugar de una mayor militarización y una mayor capacidad de disuasión a través de la violencia. Luego miré los ejemplos del trabajo de NP en otros programas de países y debo admitir que quedé impresionado. ¡El acercamiento parecía inaudito! Centrarse en los locales, el no partidismo, la no violencia... parecía tan suave y, sin embargo, funciona.

Después de realizar esta investigación sobre los métodos UCP y el programa CPB, decidí que necesitaba presentar mi solicitud. Aquí había un lugar donde podía utilizar un método que se apoyaba en las prácticas ancestrales que me habían enseñado. Un lugar donde potencialmente podría utilizar todas mis habilidades para responder la pregunta: ¿Cómo podemos dar un paso más hacia un futuro mejor? Entonces presenté mi solicitud y cuando me ofrecieron el trabajo acepté.

¿Qué he aprendido de NP hasta ahora?

He estado en NP por poco más de seis meses y, aunque las preguntas descritas anteriormente se han vuelto cada vez más complejas, lo han sido gracias a los aprendizajes rigurosos y la aclaración de detalles que me ha ofrecido mi tiempo en NP. Estas son mis principales conclusiones de los últimos seis meses:

1. La coherencia lo es todo: Tener una teoría de cambio sólida, tener las habilidades y ser bueno hablando con la gente es de gran ayuda, pero al final, la gente confía y se conecta con las personas que les resultan familiares y se presentan. Debido a que UCP se basa en la confianza y la conexión para crear seguridad y espacio para el diálogo, la capacidad de ser coherentes tanto en nuestra presencia física como en nuestra forma de trabajar es fundamental para la misión.

2. Cuestiona continuamente lo que REALMENTE crees: Transformar la forma en que abordamos los conflictos requiere transformar nuestras relaciones con la verdad, la naturaleza, la justicia, la vida, otras personas y con nosotros mismos. Para poder cambiar las cosas a gran escala, primero debemos volvernos hacia adentro, a nuestros centros, y abordar las cosas dentro de nosotros que perpetúan activamente los ciclos de daño en nuestro mundo. Este es un proceso difícil y eterno, pero es uno de los aspectos más esenciales de ser un practicante de la UCP.

3. Encuentra tu fuego y cuídalo fielmente: Este trabajo requiere mucha energía física, mental y espiritual. Encontrar tu fuego, es decir, encontrar la fuente de esa energía y atenderla es clave. El origen de ese incendio cambia día a día. A veces la esperanza de un futuro mejor es suficiente, otras veces lo que me da el oxígeno necesario son las relaciones que tengo con mis compañeros de trabajo, etcétera. Esos niveles de energía también fluyen y refluyen, así que, para mí, hacer bien este trabajo significa prestar atención y atender la condición de ese "fuego". Si está rugiendo, entonces sé que es un buen momento para esforzarse mucho, y si solo son brasas, entonces es un buen momento para reflexionar y descansar o encontrar otra fuente de motivación. Encontrar lo que te da energía y atender adecuadamente esa energía significa un trabajo mejor y más sostenido.

4. Vive la pregunta: La transformación que buscamos crear en nuestro trabajo como practicantes de la UCP no está definida, está en constante evolución y solo es realizable en un futuro que quizás nunca veamos. Las respuestas sólidas sobre prácticamente cualquier cosa en esta línea de trabajo son, en el mejor de los casos, difíciles de alcanzar, lo que, para mí, ha sido un punto increíblemente difícil de confusión y frustración mientras hago este trabajo. Al expresar esta frustración a un maestro, me habló de cómo la naturaleza del trabajo y mi relación con él cambia cuando cambio mi forma de pensar de buscar responder la pregunta a vivirla. Para mí, esto ha significado que, en lugar de tratar de responder primero a una pregunta increíblemente grande y luego pasar a la acción, las dos “fases” ocurren simultáneamente, y el compromiso mismo del trabajo junto con la reflexión constante sobre la pregunta es suficiente para ese día.

¿Qué le entusiasma del futuro laboral?

Siento que nos hemos estado incubando durante los últimos años como programa. Hemos estado construyendo relaciones y acertando en nuestras intenciones y planes para poder crear algo eficaz y sostenible. Ahora, parece que todo ese trabajo y preparación está muy, muy cerca de crear una especie de primera iteración de programación de NP en el norte de Minneapolis, y eso es increíblemente emocionante. A nivel personal, siento que he aprendido y crecido muchísimo en este puesto, y ha sido emocionante ver qué tipo de cosas maravillosas puedo hacer en este trabajo. Asimismo, por mucho que haya aprendido en los últimos seis meses, sé que en el futuro habrá más oportunidades de vivir aún más fielmente la cuestión de esta obra. Tengo muchas ganas de que llegue eso.

Puede proteger a los civiles que viven o huyen de un conflicto violento. Su contribución transformará la respuesta del mundo al conflicto.
flecha derecha
Español